El primer estudio de distribución aleatoria sobre la cura del VIH no

consigue eliminar las células infectadas

Richard Jefferys y Sarah Fidler, en la AIDS 2018. ©International AIDS Society/Steve Forrest/Workers' Photos.

 

Uno de los estudios cuyos resultados se esperaban con impaciencia en esta edición de la AIDS 2018 era el ensayo RIVER.

 

El estudio RIVER fue el primero en el que se probó una estrategia que incluyó una terapia antirretroviral estándar más un régimen de vacunación, más un medicamento para reducir el número de células latentes del sistema inmunitario infectadas (lo que se denomina reservorios del VIH).

Una de las estrategias que se ha valorado como posible alternativa para conseguir una curación completa del VIH ha sido la que se denomina:  "despertar y matar". El razonamiento subyacente es que el problema para conseguir eliminar ese reservorio viral es la invisibilidad de las células que lo componen. Si estas células estuvieran activas y se hicieran visibles para el sistema inmunitario, este comenzaría a eliminarlas, por lo que el reservorio viral empezaría a reducirse.

Una terapia que pudiera reducir de forma significativa el reservorio podría traducirse en una remisión o cura de la infección por el VIH.

En resumen, el estudio RIVER no alcanzó el resultado esperado, ya que no redujo la cantidad de células en el organismo que contienen genes del VIH. No obstante, sí consiguió inducir una respuesta frente al VIH, y logró que algunas de las células Infectadas se activaran y, por lo tanto, en teoría, fueran visibles para el sistema inmunitario. Sin embargo, esos dos efectos no estuvieron relacionados con la eliminación de las células infectadas por el VIH.

¿Tiene dudas?, Escribanos ahora

¡Bien! Mensaje recibido

En su celular haga click en el botón y llámenos ahora mismo.