VIOLADORES Y ABUSO DE MENORES

Los violadores generalmente no son como en las películas... individuos torvos y sucios que de solo verlos asustan, claro que también ellos pueden ser violadores pero, tal vez los más peligrosos no son esos , sino los que con una apariencia serena, amable y "decente", pueden tener acceso a niños y niñas, disfrazados como buenos samaritanos o, en la época actual, como afectos a la infancia y que promueven para ella bienestar y diversión, también con frecuencia suele tratarse de aquellos que aparentemente son buenos padres de familia, bonachones y "confiables". Por ello mismo resultan más peligrosos porque las personas en general confían y en tal grado, que les entregan a sus hijos e hijas para acompañarlos en diversas actividades, sea de paseo, o en excursiones o reuniones internas. Los ejemplos son múltiples y muy frecuentes sea dentro de las familias y/o en el mundo del espectáculo y de la religión.

Sin embargo existen otro tipo de violadores y realmente son los más frecuentes y graves: los INTRAFAMILIARES, empezando por el padre , el cual confiado en su influencia emocional y de poder , abusa en especial de sus pequeñas hijas , sometiéndolas, pero no sólo eso, sino además haciéndolas sentir sucias y malas, porque finalmente además de abusar, dispersa su componente de engaño, seducción y mentira.

El violador intrafamiliar es, sin lugar a dudas, el peor, máxime cuando se trata del padre, porque amparado en el hecho de estar casado y con hijos, y haciendo gala a veces de una conducta aparentemente protectora y proveedora, realiza con la mayor impunidad el abuso de las pequeñas porque ¿ quién se puede imaginar semejante desatino? ¡Tratándose de un hombre casado y "decente"! . Pues ¿sabe quien  se ocupa de ello?  :  ¡ las estadísticas mundiales!

Ellas son las que se ocupan en determinar su frecuencia, ubicando a este tipo de violadores en primer lugar (Ver referencia 1).

Pero no sólo el padre lo hace, hay también otros, dentro de la familia: están los hermanos, algunos de ellos abusando no sólo de hermanas, sino de hermanos más pequeños o débiles , muchas veces imitando lo que a su alrededor ven, o bien por sentimientos encontrados dentro de sí mismos, como rencor, envidia, poder infantil, etc.

También están los tíos, la figura tal vez más frecuente en contra especialmente de los niños varones; tíos que muchas veces son secundarios en el contexto familiar, pero que tienen libre paso al centro de ella, frecuentemente cuando están alcoholizados y en quienes se confía para dejar a los pequeños a su lado y más aún , consintiendo que compartan el cuarto y la cama, y también, como parte del circulo de abusos en la familia: le siguen los primos y finalmente incluso los abuelos, probablemente violadores estos últimos desde jóvenes y que terminan siéndolo de sus propios hijos y nietos que son los más cercanos a ellos.

Es decir, núcleos familiares en donde la violencia interna puede superar en mucho a la violencia externa y, peor aún, cuando de esa violencia ninguno de los componentes familiares habla o denuncia, dado que muchas veces la madre puede callar y/o  someterse a la influencia paterna o de otros hombres de la familia que son los que, muchas veces, alimentan económicamente al hogar y ante lo cual las mujeres INCORRECTAMENTE, acaban sometiéndose silenciosamente; como parte muchas veces de un pasado histórico de devaluación genérica y de abu- so persistente durante años, que doblegó a un  buen número de esas madres cuando eran niñas y/o adolescentes de diferentes generaciones; o bien los hermanos o hermanas callando, muchas veces por proteger a la madre, o por temor a lo que sucederá si lo dicen o, a veces, porque consideran que si no les tocó a ellos y ellas es mejor callar, ante la posibilidad de violencia hacia ellos o abandono de toda comodidad.

Cuando la prensa habla de violaciones y abusos, rara vez aborda la violación intrafamiliar y cuando lo hace casi siempre ...se vierte sobre la víctima... "si la menor sale embarazada", "si debe o no abortar etc". O bien en  el caso de niños, "si lo deben apoyar psicológicamente o si la madre lo descuido,etc" pero, lo habitual es que no se enfoque al VIOLADOR y/o ABUSADOR, máxime que dentro de una familia, cuando hay violencia sexual, probablemente la misma no se exprese a través del daño a una sola persona, sino a dos, tres, o a todos, sea de forma directa o indirecta.

El problema se puede ver bajo diferentes niveles de análisis, pero al final, lo que resta, es la descomposición del ser humano y también la inmensa soledad del mismo que lo lleva a actos de tal dimensión, en donde, no es la víctima la única que se deteriora, sino el propio violador/ abusador de menores , que representa lo más denigrante del ser humano y de la sociedad en pleno, porque a ello se suma la impunidad con la que procede intrafamiliarmente, en aras de la "intimidad de la familia", o como sucede en algunas  comunidades  "en aras de los usos y costumbres" que la mayoría de las veces lo que hacen es amparar detrás de esta afirmación,  el abuso de hombres hacia mujeres, así como su conducta permisiva para el alcoholismo y  la violencia , conductas que reflejan  en algunos aspectos, en realidad, el  atraso, el abuso y el poderío misógino.

Y, como si todo ello fuera poco, la sociedad brinda respeto y consideración a muchos de estos violadores intrafamiliares y/o religiosos, y si bien no es "para quemarlos en leña verde" porque el análisis de sus actos casi siempre termina demostrando que ellos fueron los primeros violados y/o maltratados durante la infancia, si sería para descubrirlos y quitarles el aura de bondad y manipulación y demostrar públicamente lo que son, porque solo así puede finalmente hacerse algo mas efectivo contra ello, no en la oscuridad y el silencio, sino en la denuncia y ruptura de la imágen falsa.

Y ello podría empezarse dentro de la propia familia, al no callar ante el violador, sino hablar sobre ello abiertamente y actuar frente a su atropello para, colectivamente,  ubicar al violador sea familiar, religioso, de cuello blanco, o delincuente, a la vista de la comunidad, sin que su estatus lo proteja y  favoreciendo su identificación y deshonor.

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx