Varios casos de SIDA en una familia

 

Profesionales frente a la Infección VIH/SIDA

email: profinvih@prodigy.net.mx

 

En la actualidad resulta cada vez más frecuente encontrar el antecedente de uno o mas casos de SIDA, EN LA FAMILIA de algún paciente que  acude por primera vez a atenderse por presentar la infección VIH /SIDA.

 

 De primera intención, las personas podrían pensar que ello representa un riesgo para los familiares cuando conviven con alguien infectado pero, NO ES ASI.

 

En realidad lo que sucede es que, como en varias ocasiones lo hemos afirmado en esta página web, ( ver otros artículos publicados) tener la infección VIH parecería ser el corolario de una serie de problemas surgidos desde la infancia y no favorecidos por los niños y niñas de una familia en particular pero qué, finalmente, resultan  ser los que más sufren con las repercusiones que diversas condiciones desencadenan en ellos.

 

El alcoholismo en los padres (muchas veces a costa de la figura paterna, pero a veces también de la figura materna ) la mayoría de las veces acompañado de violencia intrafamiliar, de abandono o de desamor dentro de un entorno en donde la desatención del padre por la familia es casi siempre algo relevante, o bien, el hecho de que el mismo tenga varios hijos que procreó a lo largo del tiempo con diferentes mujeres y a los cuales difícilmente atiende o, en otros casos, su ausencia voluntaria; favorecen que algunas madres ante el abandono y la necesidad de sostén económico encuentren otra pareja masculina y en ocasiones los hijos procedan de diversos padres, todo lo cual puede favorecer convivencias riesgosas entre los propios convivientes, muchas veces familiares de la propia madre con los cuales la mujer se refugia y cuya cercanía puede favorecer encuentros indeseables, en donde el abuso sexual hacia los niños y niñas puede estar presente, teniendo el mismo diversas expresiones desde palabras o caricias procaces hasta violación, única o repetitiva que el menor casi siempre calla, sea por miedo o por considerar que nadie le creerá, acompañándose ello, casi siempre, de depresión ante un ambiente desolador, tenso o agresivo, todo lo cual favorece en los pequeños conductas que mas tarde pueden influir en la preferencia o comportamiento sexual favoreciendo riesgos que llevan al camino de la exposición al VIH o bien adicciones que aparentemente ayudan a vencer la soledad y depresión pero que finalmente terminan por acrecentar el riesgo no solo del alcoholismo y de las adicciones sino también del  encuentro con la infección VIH.

 Cuando se identifican varios casos de SIDA en la familia (a veces varios hermanos, algunos ya fallecidos, o bien algún tío, además de ocasionalmente  la esposa del mismo, o aún padrastros o padres con VIH ) resulta obvio que en esa familia no es la herencia la que puede explicar la situación, sino la exposición de quienes conviven en el mismo ambiente compartiendo riesgos que muchas veces se perpetúan a través de generaciones, porque el silencio es lo que los eterniza y solapa, favoreciendo su repetición y reproducción.

 

En ocasiones el abuso no procede de dentro de la familia  y contrario a lo que se piensa esto sucede en el menor número de casos, pudiendo provenir de un amigo de la misma, o bien de un vecino pero casi siempre se encuentra un antecedente en el menor niño o niña de soledad, o de alguna situación que lo hace vulnerable a este tipo de encuentros, puede ser la ausencia de los padres por cuestiones laborales o bien el que son encargados con personas ajenas.  

 

Cuando alguno de estos antecedentes está presente en un paciente, mejorarlo orgánicamente no basta, porque el  tratamiento antiviral pudiera resultar insuficiente para lograr superar lo que un ambiente así de destructivo puede ocasionar; lo que se requiere, es abordar la patología familiar existente ya que, de no hacerlo, seguirá afectando a otras generaciones mas de residentes ( nietos ).

 

Cuando se trabaja  bajo un contexto integral con estas familias, se puede constatar el enorme beneficio que ello genera y, hasta qué punto la información, la orientación y el análisis de situaciones diversas y complejas puede favorecer el mejor desarrollo de las personas, sin generar gastos mayores, sin  recursos  tecnológicos especiales sino simplemente compenetrándose de la problemática familiar y teniendo la suficiente preparación y empatía para  abordar temas que muchas veces permanecen dentro de la llamada “complicidad del silencio”  o de una actitud de “aquí no pasa nada” cuando en realidad pasa todo.

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx