¿Que significa estar indetectable?

 

Profesionales frente a la Infección VIH/SIDA

Significa que en la sangre circulante la cantidad de virus existente es prácticamente nula.

 

Sin embargo, la cantidad de virus mínimo que las técnicas detectan ha ido variando con el tiempo y en la actualidad las técnicas comerciales  disponibles pueden identificar por cada 20 gotas de sangre hasta 40 PARTÍCULAS VIRALES y, en algunos casos, hasta 20, utilizando métodos más sensibles.

 

Por lo tanto, si la persona tuviera 15 virus por mililitro de su sangre, la técnica ya no podría demostrarlo porque sólo puede detectar 20 partículas o más de virus, y de esa manera  el reporte señalaría: indetectable, aún cuando en estricta justicia la persona tenga todavía virus en su sangre, pero la cantidad existente estaría  por abajo del límite que la técnica detectó.

 

Suponiendo que alguien esté indetectable y tuviera 10 partículas virales por ml. en su sangre circulante, en un litro de su sangre tendría 10 partículas virales por 1000ml, es decir 10,000 partículas virales  por lo tanto, aún en el caso de mínimo conteo, una persona tendría una cantidad respetable de virus por litro de sangre y considerando teóricamente que existen 5 litros de sangre circulantes podría tener en ella cerca de 50 000  particulas virales, aún en el supuesto caso de estar indetectable.

 

Por supuesto que esta cantidad de virus ocasiona un daño mínimo considerando el alto recambio celular que el organismo tiene y la capacidad por lo tanto para reponer pérdidas bajas de células.

 

Por otra parte, un paciente no tiene virus VIH únicamente en la sangre, lo tiene además en prácticamente todos los órganos de la economía : hígado, bazo, ganglios linfáticos, encéfalo, riñón, corazón etc.

 

En los órganos los antivirales también llegan y también destruyen al virus pero no en la cantidad y con la intensidad que se desearía, por lo tanto muchos virus pueden quedar persistiendo en ellos y de allí que se identifique a los mismos como reservorios es decir como lugares en donde el virus se alberga y permanece hasta cierta forma “escondido” o “secuestrado”.

 

Cuando el paciente toma sus antivirales correctamente el virus circulante se disminuye hasta llegar a estar indetectable y cada año que el paciente continua estando indetectable porque persiste tomando correctamente los antivirales, el virus existente en órganos disminuye paulatinamente y aún cuando  todo indica que no llega a desaparecer del todo y por ello no se logra una curación real, el control es exitoso y el resultado es una vida prácticamente sana con mínimo daño ocasionado por el propio virus.                             

 

De ello se desprende la enorme importancia del buen apego, de la persistencia en el buen tratamiento y  de evitar el ingreso de mayor cantidad de virus o de las reinfecciones.

 

Lo anterior plantea que en la actualidad lo mejor es no permitir la entrada del virus VIH al organismo y ello se puede obtener utilizando los medios de barrera como es el condón masculino y femenino. Sin embargo, ello resulta muy difícil de cumplir si la persona ingiere alcohol o drogas o bien si tiene una autoestima baja porque todo ello le impedirá el uso de la protección de manera oportuna y adecuada, o bien lo llevará a exponerse en repetidas ocasiones a condiciones altamente riesgosas, hasta que un día ¡POR FIN! LOGRE

QUE EL VIH INGRESE A SU ORGANISMO.

 

Aún así, si eso sucede, tiene todavía opciones reales y exitosas para controlarlo pero ahora mucho de ello quedará en sus manos y en su decisión, porque ahora tendrá al enemigo dentro y sólo un tratamiento oportuno, un buen apego y un cambio de conductas de riesgo le favorecerán un buen pronóstico y evolución.

 

No querer darse cuenta de esta realidad o bien insistir en ignorarla, no cambiará las cosas, porque el virus no entiende de pretextos ni de aplazamientos ni de lapsos, el virus sólo sabe reproducirse y no más.

 

Por lo tanto la consigna sería : no darle oportunidad a que destruya más células ni a que haga más daño.

 

En un futuro, aún cuando la curación pudiera llegar, la misma no será mágica, reclamará cambios sea económicos, conductuales, médicos, etc. por lo tanto hoy parece ser  el momento oportuno para evitar el daño y, en relación a ello:  valorar qué es lo que favorece la exposición o la reinfección es el primer paso y, buscar apoyo y ayuda el segundo.

 

Por lo tanto, no basta con el deseo de mejorar, se necesitan acciones por parte del afectado que realmente persigan y alcancen ese resultado.

 

Puede contactarnos directamente en: profinvih@prodigy.net.mx

 

¿Quiere dejarnos un comentario de manera inmediata?. Escribanos aqui:

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx