SI TENGO VIH ¿PUEDO ESPERAR VIVIR POCO o MUCHO ?


Cuando la epidemia VIH apareció, en los 80s, la posibilidad de muerte era la primera opción para quien estaba infectado, debido básicamente a que no se contaba con ningún medicamento capaz de detener la reproducción del virus y con ello el daño celular que millones de virus diariamente ocasionaban; después, en los 90s, cuando se inició el tratamiento antiretroviral y la mejoría llegó,
se planteó que la sobrevida era muy probablemente de menos de 10 años; para los años 2000 y específicamente en el 2018 , puede afirmarse que mientras el virus esté contenido en sureproducción ( que no detenido, porque es muy difícil que eso suceda , sobre todo en los lugares denominados reservorios ) y no esté circulando en sangre, o sea que la persona SE MANTENGA INDETECTABLE, la posibilidad de VIDA PARA QUIEN TIENE INFECCION VIH PODRIA CONSIDERARSE COMO SEMEJANTE A LA DE AQUELLA PERSONA QUE NO ESTA INFECTADA.

Sin embargo, es muy importante que el paciente tome en cuenta lo siguiente:
Muchas personas infectadas lo están porque su estilo de vida lo propicia.
Si una persona es homosexual pero SIEMPRE HA EJERCIDO SU PREFERENCIA DE UNA MANERA CUIDADOSA Y CON PREVENCION, MEDIANTE EL USO DEL CONDON Y LA SELECCIÓN DE PAREJAS, esa persona NO TIENE PORQUE INFECTARSE o ,en otras palabras, su riesgo será semejante al del resto de población.
Nadie enferma por ser homosexual, sino porque se expone con su conducta a riesgos que favorecen la transmisión.


Sin embargo dado que la sexualidad es un campo difícil y, en particular, para quienes tienen la preferencia homo o bisexual debido a que, al no ser la misma genéticamente definida sino circunstancialmente propiciada por una serie de elementos, tanto familiares como socio ambientales y económicos, ejercer la misma ocasiona con cierta frecuencia : problemas emocionales, religiosos,
familiares, laborales y personales, lo cual puede facilitar que la persona introduzca en su vida practicas riesgosas como : alcoholismo, drogadicción, promiscuidad, adicción al sexo, depresión, etc.
Si eso sucede, el hecho de eliminar el riesgo de muerte por la Infección VIH no significa que ello dé, en automático a la persona, la posibilidad de larga vida, porque podría ser que el VIH no represente un riesgo, pero si el alcohol y los accidentes de él emanados; o la promiscuidad y los peligros que de ello deriven como podrían ser :violencia, adquisición de otras enfermedades como Hepatitis C o B, o tal vez cáncer anal etc, o bien depresión y problemas surgidos como consecuencia de la misma: abandono laboral, escasez económica, aislamiento, enfermedades psicosomáticas y aún suicidio.

Por lo tanto, por parte dela infección VIH, la posibilidad de vida duradera parece estar semejante a la de las personas que no tienen la infección, SIEMPRE Y CUANDO quien la padece VIVA DE MANERA SANA Y SUS RIESGOS NO SE SUMEN O SE EXPONGA A SITUACIONES QUE FAVOREZCAN OTRAS COMPLICACIONES como, supongamos : el tabaco y sus consecuencias: enfisema, bronquitis crónica y/o cáncer pulmonar.
Vivir sanamente siempre trae por consecuencia una evolución generalmente larga y provechosa, pero, a veces, las personas consideran que decir sanamente es ir al gimnasio y ya, mientras que, cuando salen del mismo consumen droga, alcohol o se exponen a otros riesgos.
Esa no es vida sana, ni porque se haga ejercicio, más bien es utilizar el ejercicio para lograr algo estético que a veces dirige a la persona, a mayores riesgos.
Por lo tanto, en conclusión, si usted tiene VIH , aproveche la oportunidad extraordinaria que dan los antiretrovirales, atiéndase oportunamente, tenga un alto apego a los mismos - es decir, nunca deje una toma o una dosis -, y emplee su vida en realizar sueños y no en sepultarlos, en desarrollar su capacidad mental y emocional y no en cercenarla, con alcohol o drogas y entonces, seguramente será feliz, no por un día, sino por el tiempo que viva .
Recordemos que la felicidad no es permanente , es algo que se da por instantes o días pero cuando está ahí , pone un toque brillante y maravilloso a la existencia, y la misma puede ser un episodio crónico, que es el que todos deseamos alcanzar, sin resacas, sin rebotes, como sucede con las adicciones; ante las cuales, la depresión posterior a la misma, casi aniquila a la persona.
Disfrute su nueva oportunidad de larga... larga... larga y provechosa vida.

¿Tiene dudas?, Escribanos ahora

¡Bien! Mensaje recibido

En su celular haga click en el botón y llámenos ahora mismo.