EN VIH, LA POSIBLE CURACIÓN:
INSTALAR TRATAMIENTO TEMPRANO, INTENSO,

PERSISTENTE Y PROLONGADO.

Dra. Ma. de la Paz Mireles Vieyra y Dr. Raúl Cruz Mirelesprofinvih@prodigy.net.mx

En el año de 1995 David Ho hizo varias afirmaciones relacionadas a la infección VIH que repercutieron fuertemente en el mundo pero después, inexplicablemente, las mismas fueron olvidadas o aplazadas, hasta que los descubrimientos actuales vuelven a retomarlas y a confirmar lo que él señaló en su momento : "al VIH hay que pegarle temprano y duro" (1) , pero no solo eso, con lo aprendido en estos años lo correcto sería decir : al VIH hay que darle lo mas temprano posible, y además duro, en forma prolongada y sistemáticamente. DE ESA MANERA SE TIENEN POSIBILIDADES MUY ELEVADAS DE VENCERLO y MAS AÚN, varios reportes sugieren QUE PODRÍA ELIMINARSE DEL ORGANISMO SIN NECESIDAD DE UNA VACUNA. (2)

Sin embargo esto no es nada fácil y mucho menos algo que pueda generalizarse, porque cada persona presenta muchas variables que influyen en su propia evolución y pronóstico; por ejemplo : ¿Cuándo ingresó el virus a su cuerpo y cuándo se hizo el diagnóstico? No es igual tener el virus durante un año destruyendo células , que durante 5 años o más; ¿Cuándo se empezó el tratamiento después de que el virus ingresó?

 

Muchas personas no pueden precisar esto porque no saben cuándo se expusieron, nunca se hacen estudios o simplemente saben que tienen el VIH pero, deciden no empezar el tratamiento, etc. todo ello influirá en la posibilidad mas lenta o remota de responder a un tratamiento durante años, en forma más exitosa que otras; pero además se deben tomar en cuenta otros muchos aspectos por ejemplo : ¿cuánta carga viral tenía la persona al inicio? ¿siguió re-infectándose ?, ¿qué antivirales se le dieron a raíz del diagnóstico, cómo los tomo, con qué cumplimiento real ? etc., etc.

La complejidad del virus resulta grande y la respuesta inmune que genera también lo es, motivos suficientes para comprender porqué, después de tantos años, no se ha logrado curar; sin embargo, día con día el telón se va levantando y la infección queda expuesta a una explicación semejante a otras infecciones que aquejan al ser humano; pero en el caso del VIH existen ciertas particularidades que solo el tiempo ha ido desentrañando.

CARGA VIRAL Y CANTIDAD DE CD4: DOS ELEMENTOS INTIMAMENTE RELACIONADOS.

Hoy hemos aprendido que depende en mucho de que tan rápido , bien y persistentemente se ataque al virus, para que la inmunidad sea capaz de actuar favorablemente y aún cuando en el VIH la respuesta inmune es mucho más compleja que en cualquier otra infección, todo parece indicar que el organismo es capaz de superar el ataque junto con el tratamiento, pero la mejoría parece estar influenciada por el tiempo que tarde en diagnosticarse e iniciarse el tratamiento antiretroviral así como por la cantidad inicial de virus.

Por otro lado estos dos elementos dependerían en mucho de las condiciones generales que el huésped tenga, para permitir o no el daño clínico evidente, ya que si el organismo afronta condiciones de baja defensa general como, por ejemplo: desnutrición primaria o secundaria ( a raíz de episodios de alcoholismo, drogadicción, o depresión importante), cargas incluso moderadas de virus pueden desequilibrar al mismo y favorecer una respuesta intensa.

Por lo tanto, existen variantes en la forma de enfermar: algunas personas pueden hacer un cuadro agudo, es decir, exponerse de manera súbita a cargas virales elevadas que destruyen rápidamente un alto numero de células; en otras ocasiones, la persona tiene el VIH durante años debido a que la cantidad de virus que ingresó al organismo no logró desequilibrarlo, sea por que el mismo se encontraba en condiciones de respuesta general protectora o, porque la cantidad inicial de virus, no logro el desquiciamiento inmune esperado, de tal manera que el ingreso del VIH pasa, la mayor parte de las veces, desapercibido; máxime si la persona conociendo sus riesgos no está pendiente de detectarlo o bien aun si, ante el conocimiento de que está infectada, se niega a ser tratada o, como sucede en otros casos, puede solicitar atención médica pero, erróneamente, el profesional le aconseja esperar porque considera que tiene un daño temprano y que, lo mejor es aguardar hasta que el daño avance o, finalmente, porque se niega a hacerse estudios dado que no se siente ni se ve enfermo y por lo tanto prefiere ignorar si está o no infectado (a), pensando, tal vez, que si él o ella deciden ignorar la presencia del virus, la enfermedad no ocurrirá , pero... falsa esperanza!! , porque diariamente el virus seguirá trabajando en su contra, multiplicándose sin más, e invadiendo y dañando células .

Según David Ho el virus tiene capacidad para multiplicarse de tal manera qué, por día, podría llegar a mas de mil millones de viriones en promedio (3), lo que representa desde el primer día en que el virus ingresa, que el peligro de invasión a todo el organismo está presente y

LO CUAL SIGNIFICA QUE: 

1. El Virus VIH se distribuye en todos los compartimentos del cuerpo humano y no solamente en la sangre periférica; es por ello que se le encuentra en ganglios linfáticos, en hígado, bazo, encéfalo, riñón, y otros órganos.

2. Hasta el día de hoy la única forma en que medimos clínicamente la cantidad de virus que una persona tiene en su organismo es a través de la CARGA VIRAL pero la misma SOLO MIDE EL VIRUS CIRCULANTE EN SANGRE PERIFERICA , de ninguna manera refleja el virus total que un organismo alberga.

 

3. Ello es importante tenerlo presente porque, cuando una persona resulta indetectable en la prueba de carga viral, el resultado sólo se aplica al virus que está circulando en sangre periférica, no puede aplicarse al resto del organismo; diversos estudios realizados en años recientes (4,5) demuestran que en ganglios linfáticos y otros tejidos, los antiretrovirales no alcanzan concentraciones suficientes para inhibir el crecimiento viral y por lo tanto persisten con VIH en cantidades diversas.

4. Medir el virus en sangre periférica es el indicador mas fácil y accesible para conocer la condición clínica de un paciente ( de otra manera, se requerirían biop- sias de hígado, bazo, encéfalo etc., ante lo cual, los pacientes obviamente se negarían, además del costo y el riesgo que ello representaría) ya que cuando el vi- rus está presente en sangre periférica puede afirmarse que la destrucción celular es elevada, porque ello implica que el virus se esta reproduciendo a un ritmo acelerado y los órganos del cuerpo han sido rebasados en su capacidad de limitarlo o contenerlo, de tal manera que el virus termina "derramándose" hacia la sangre, o sea es "como si los brazos de diversos afluentes se hubieran saturado y todo tuviera que drenar hacia el cauce mayor, que en este caso, es la sangre periférica ".

5. Si un paciente tiene virus en sangre periférica aún en pequeña cantidad y no ha recibido tratamiento, ello nos anuncia que su posibilidad de llegar a SIDA en un futuro no definido, es real, y eso dependerá de la cantidad de virus existente y de la destrucción acelerada que tenga de CD4 para alcanzar en un tiempo corto o relativamente largo, el momento crítico de la baja celular, es decir, menos de 200 CD4/µL.

Tener virus en sangre circulante es como tener al enemigo husmeando en casa, tarde o temprano podrá hacer daño y el mismo no será leve.

Cuando el virus persiste mucho tiempo en sangre o bien se incrementa, indica que la destrucción celular se ha estado dando de manera continua, por ello hay personas que pueden tener baja carga viral y durante años permanecen así , lo suficiente para que en 6 u 8 años ( en promedio) en muchos de ellos sus CD4 desciendan a menos de 200 CD4/µL; entonces empezará el proceso clínico del SIDA, es decir, un conjunto de signos y síntomas característicos de la presencia del VIH, como son: el síndrome de desgaste - caracterizado por baja de peso, fiebre, cansancio, diarrea continua o periódica, además de tos -, a veces neumonías y otras enfermedades como ataque al sistema nervioso central -parálisis de extremidades, temblores, en ocasiones convulsiones,- etc. Lo cual plantea que el virus esta aumentando y provocando día con día más y más destrucción celular, lo cual facilitará la presencia de e nfermedades oportunistas, signo clave de que el SIDA está presente. 

7. Cuando los medicamentos antiretrovirales ingresan al organismo existen múltiples estudios que demuestran la efectividad de los mismos para eliminar el virus de la sangre circulante, de tal manera que al alcanzar una carga viral indetectable, ya los CD4 han mejorado en forma notable, con lo cual el organismo logra enfrentar diversas infecciones oportunistas que son la causa del principal daño.

8. Sin embargo es también cierto que muchas veces el paciente no logra llegar a conteos celulares normales y menos aún elevados, aunque en otros enfermos ello se alcanza con cierta facilidad.

DETECTAR, DIAGNOSTICAR E INICIAR A TIEMPO .

 Por lo general un paciente con SIDA y con tratamiento antiretroviral logra en los primeros 3 a 6 meses mejorar sus CD4 y alcanzar cifras de 200 a 350 CD4/µL; muchos llegan al cabo de 1 año o más a los 600 y aun a los 900 CD4/µL. lo cual no es común a todos los enfermos sino sólo a una parte de ellos.

 

¿De que depende alcanzar una recuperación con altos CD4? De varios elementos, por un lado, del tiempo que la infección haya permanecido dentro del organismo del afectado antes de que el tratamiento se inicie.

Recordemos que las estrategias mundiales y nacionales han cambiado y antes no se trataba a nadie a menos que llegara al SIDA, es decir debía tener menos de 200 CD4/ µL para iniciar tratamiento, conducta que hoy en el 2016 resulta del todo incorrecta , dados los descubrimientos actuales los cuales nos obligan a INICIAR EL TRATAMIENTO LO MÁS PRONTO POSIBLE , es decir si se pudiera, debería hacerse cuando el virus acaba de entrar.

Pero ello resulta casi imposible porque con el ritmo que tienen las personas en su conducta sexual resulta prácticamente imposible detectar el momento inicial de infección; sin embargo podría suceder si una persona hombre o mujer es violado/a y se le somete a seguimiento y en la misma se descubre que de ser negativa al VIH pasa a ser positiva, en ese momento debería iniciarse el tratamiento antiretroviral.

Por lo tanto si usted acude a consulta a una institución de salud o con un médico particular y al revisar su estudio le indican que está usted tempranero y que su cantidad de virus es baja y sus células altas y que por lo tanto el virus aún no le ha hecho casi daño, y por ello puede esperar : DIGA NO. Exija el tratamiento adecuado y que el mismo inicie enseguida.

Una ventaja extraordinaria de hacer esto es que, además de que se detiene a tiempo la destrucción celular -mientras mas temprano mejor -, se salvaguardan células que muchas veces son únicas o cuya reproducción puede ser poco o nada frecuente como las llamadas "células de memoria" que hasta ahora son irreparables; además, usted iniciara el tratamiento antiretroviral cuando tiene condiciones excelentes y seguramente el esquema antiretroviral - cualquiera que este sea - le caerá bien y rara vez podrá tener molestias cuando tome por primera vez los antiretrovirales.

Esto es lo que sucede generalmente en países del primer mundo en donde los pacientes son detectados temprano, casi al inicio de la infección y cuando su desgaste celular o depleción celular es escasa; no como en África, India, América Latina o México en donde los enfermos llegan la mayoría de las veces cuando sus CD4 ya están muy por debajo de los 200 CD4/µL y por lo tanto el paciente se encuentra en SIDA y en condiciones clínicas precarias, con complicaciones diversas y generalmente desnutrido. En situaciones así iniciar un tratamiento triple antiretroviral lleva casi siempre al paciente al hospital porque no resiste la acción intensa de los medicamentos y mucho menos cuando se le dan tratamientos simplificados en donde, en una capsula van contenidos 3 antiretrovirales.

 

El paciente en esas condiciones, obtiene pésimas experiencias con el tratamiento, y tanto, que achaca al mismo sus males y no a la forma en que se le administró, que es realmente la causa de la mala aceptación. Por ello en PROFIN VIH LA EXPERIENCIA NOS HA ENSEÑADO CÓMO DEBEMOS INSTALAR EL TRATAMIENTO ANTIRETROVIRAL en pacientes con SIDA y sobre todo en enfermos avanzados con menos de 100 CD4/µL de tal manera que el organismo pueda ir respondiendo paulatinamente a cada antiviral sin lesionar más la ya de por sí endeble salud.

  

DURBAN, AFRICA. 2016 UN ESTUDIO TRASCENDENTAL.
( Estudio FRESH ) )

Todo ello lo que afirma es que el tratamiento debe iniciarse temprano, y ello se demostró de manera muy fehaciente e interesante en la XXI Conferencia Internacional sobre el SIDA celebrada el mes pasado en Durban (2) en donde en una comunidad de Sudafrica, 42 mujeres que adquirieron el VIH y fueron MUY tempranamente detectadas debido a un seguimiento cercano, 24 de ellas aceptaron recibir tratamiento antiretroviral y 18 no lo aceptaron, pero todas siguieron bajo estudio, reportándose en quienes no fueron tratadas dentro del primer mes de infección, cifras de varios millones de virus en sangre que después descendieron, comparativamente las tratadas no tuvieron mas allá de miles de virus que después, con el tratamiento, alcanzaron el indetectable. Por el contrario, en las no tratadas los Cd4 bajaron a la mitad de la cifra previa a la infección ( de 800 a 400 cél/mm3 en promedio ) y ahí permanecieron.

En las que recibieron tratamiento el numero de células no se alteró entre el antes y el después. Las mujeres tratadas recibieron antiretrovirales antes de que terminara el mes de primoinfección, lo cual permitió que 19 de ellas no hicieran conversión en el Elisa de negativo a positivo a pesar de estar con carga viral positiva, la cual, posterior al precoz tratamiento se torno indetectable, durante el seguimiento de menos de 6 meses las personas han permanecido indetectables y negativas al elisa, sin embargo por ahora el tiempo de estudio es demasiado corto para emitir conclusiones definitivas.

En resúmen, revisando estos reportes es posible que la curación de la infección VIH no descanse únicamente en la espera mundial de una vacuna, sino tal vez el tratamiento antiretroviral pudiera avanzar en sus logros y  si HOY el mismo HA PERMITIDO - POR SU ENFOQUE Y SUS CARACTERISTICAS ACTUALES DE ADMINISTRACION INICIAL Y CONTINUADA ASI COMO POR SU COMBINACION, - VENCER AL SIDA, COMO CUADRO CLINICO CON DESENLACE MUCHAS VECES MORTAL - ES POSIBLE QUE, CON OTRO ENFOQUE ES DECIR, PERSIGUIENDO LA INSTALACION DE TRATAMIENTO TEMPRANO, INTENSIVO, PERSISTENTE Y PROLONGADO, el mismo pueda , en lapsos diversos ( dependiendo de una serie de variables individuales ) lograr el control de LA INFECCION VIH , identificando GRADOS Y RIESGOS NO SOLO DE EXPOSICION, SINO DE EVOLUCION Y PRONOSTICO, ASI COMO DIFICULTADES PARA SU RESOLUCION. 

De tal manera que sea posible definir estrategias ante todas las posibles variables que tales situaciones plantean a nivel mundial.

La esperanza de la curación pareciera entonces más cerca de lo pensado, es posible esté ya aquí, solo que la estrategia podría o tendría que ser diferente; también David Ho tenía esta esperanza hace 20 años... si el mundo lo hubiera escuchado entonces...

  Profin VIH A.C.

Referencias.

1. Ho, D. D. Time to Hit HIV, Early and Hard. New England Journal of Medicine. 333:450-451.

1995

2. Ndung'u, T. Addressing key gaps in cure research through identification and treatment of hyperacute HIV infection in a resource limited setting. Towards a Cure 2016 Symposium, 21st International AIDS Conference, Durban, July 16-17, 2016.

3. Ho, D. D. et al. Rapid turnover of plasma virions and CD4 lymphocytes in HIV-1 infection. Na-

ture. 373:123-126. 1995.

4. Schacker, T. et al. Rapid accumulation of human immunodeficiency virus (HIV) in lymphatic tissue reservoirs during acute and early HIV infection: implications for timing of antiretroviral

therapy. Journal of Infectious Deseases 181(1): 354-357. 2000.

5. Fletcher, C. V. Persistent HIV-1 replication is associated with lower antiretroviral drug con- centrations in lymphatic tissues. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United

States of America 111(6): 2307-2312. 2014

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx