ME ENCONTRABA MUY ENFERMO DE VIH Y AL INICIAR EL TRATAMIENTO EMPEORE, AHORA
¡NO QUIERO QUE ME DEN MAS ANTIVIRALES !.

PROFIN VIH A.C. .

profinvihorg@gmail.com

En casos en que la persona ya está enferma, el médico puede clínicamente identificar, si tales síntomas forman parte del cuadro denominado SIDA y, ante ello, lo menos recomendable es, iniciar inmediatamente el tratamiento antiretroviral, lo que sí es recomendable y necesario es, tratar las ENFERMEDADES OPORTUNISTAS QUE LA PERSONA PADEZCA, antes que iniciar los antivirales.

Muchas veces el paciente y sus familiares piensan que si él o ella están en condición de SIDA lo urgente es darle antivirales... INCORRECTO... y, lo más preocupante resulta ser que, a veces el propio médico tratante piensa igual, como si los antivirales fueran a solucionar la neumonía, la tuberculosis, la toxoplasmosis encefálica, la candidiasis , la gastroenteritis etc. ¡NO!. Lo primero es atender estas enfermedades porque, si no se hace, y se inicia el tratamiento antiretroviral antes de ello, el paciente puede correr el riesgo de incrementar su cuadro y agravarse, a veces con peligro de muerte.

Y ello no es porque los antivirales sean peligrosos ni incorrectos, SIMPLEMENTE SUCEDE PORQUE SE DAN EN MOMENTO Y FORMA INOPORTUNA, ante ello lo conveniente es :

Primero: Disminuir por un lado la tensión , ansiedad y depresión que el o la paciente tengan; cuando los enfermos identifican el momento clínico en el que están (muchas veces tienen una infección aguda inicial, con datos de SIDA o lo que se denomina medicamente : en fase A3 ), por lo tanto, con excelentes opciones actuales de recuperación , sin que la muerte constituya el pronóstico más factible como sucedía en los años 80s, - tiempo en el que la mayoría de los pacientes se ubicaban en un SIDA "C 3" es decir, un cuadro avanzado de infección VIH con varios años de duración y sin tratamiento - pero hoy estamos en el 2019 es decir, han transcurrido más de 25 años con avances médicos reales, frente a una época en que la opción habitual era la muerte. Por lo tanto, lo primero es ubicar al enfermo en esta exitosa opción terapéutica actual.

Segundo: Hablar con los familiares para que el enfermo no sea tratado como un agonizante, sino como alguien que debe cumplir con su tratamiento pero, que requiere ánimo, atención afectuosa y planes a realizar en un futuro cercano. De más está decir que a la familia no se le deben dar detalles sobre la vida sexual e íntima del enfermo, sino sobre su estado de salud, lo demás, le corresponde al enfermo y solo a él.

Paralelamente , el profesional debe abocarse a tratar las enfermedades concurrentes y sobre todo la desnutrición que posiblemente la diarrea, los vómitos o la depresión, pudieran haber favorecido.

Cuando el o la enferma se encuentran más tranquilos, en vías de mejorar su nutrición y ya sin fiebre o problemas agudos, LO CUAL GENERALMENTE CONSUME UNA O DOS SEMANAS y a veces, menor tiempo, entonces debe contemplarse el tratamiento antiviral a seguir.

Si el organismo está preparado, el antiviral ejercerá su efecto adecuado y exitoso; meter tres o 4 antivirales juntos de un día para otro, en un enfermo deteriorado por una serie de problemas no parece de ninguna manera, ser lo más acertado.

Realizar esto en pacientes asintomáticos, en los cuales la enfermedad no ha hecho mayores daños es indicado, pero, no, en alguien ya deteriorado por los daños que el VIH en su manifestación SIDA ha ocasionado, dado que no resulta la conducta asistencial más prudente y, tan no lo es, que el llamado Síndrome de Restitución Inmunológica o SIRI, habitual en los años 90 era lo mas común que surgiera después de que el enfermo iniciaba un tratamiento antiretroviral, de un día para otro, en condiciones depauperadas y avanzadas.

 

Hoy, con los años, las cosas han cambiado en cuanto a que los pacientes reciben atención médica en forma más temprana y no cuando tienen ya SIDA, por ello el esquema con 3 o más antivirales es tolerado adecuadamente por la gran mayoría , pero, en casos de SIDA aún en la época actual, la recomendación de quienes hemos atendido enfermos avanzados durante años sería : no iniciar los antivirales hasta que el paciente se recupere parcialmente de su mal estado general y de la agresión ocasionada por los oportunistas, paralelamente mejorar su estado de ánimo evitando la depresión, lo cual se logra con comunicación amplia entre médico-paciente, ( y no sólo para emitir una receta ), así como buena y oportuna información sobre el problema; después de ello, lo conveniente es, administrar los antivirales .

¿Tiene dudas?, Escribanos ahora

En su celular haga click en el botón y llámenos si lo requiere

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx