Diecinueve años de experiencia hacen de la atención  PROFIN VIH un concepto único en México.

NUEVO ARTÍcULO

PROFINVIH

Octubre - Noviembre

 2014

La otra cara de las epidemias

El VIH Y EL EBOLA

SUS ORIGENES EN ÁFRICA ¿PROBLEMA BIOLÓGICO O CONSECUENCIA SOCIAL.? 

Dra Ma de la Paz Mireles Vieyra

 

Profinvih@prodigy.net.mx

 

 

"El virus ébola es un virus extraordinariamente agresivo (alta virulencia) junto al cual el propio VIH parece palidecer"

INTRODUCCIÓN:

 

Hoy la epidemia que domina muchos de los encabezados periodísticos en el mundo es el ÉBOLA, enfermedad que en menos de dos meses ha cobrado la vida de más de 1500 residentes africanos. Las fotografías circulantes nos ofrecen una realidad impactante.

Los países mas comprometidos hasta ahora han sido, según los reportes: LIBERIA, GUINEA, SIERRA LEONA y NIGERIA, con un total para el Continente Africano de más de 3,500 casos y una tasa de letalidad hasta el momento del 54% lo que significa que, de cada dos enfermos, uno fallece.

 

Como sucedió en su momento en los años 80s con el virus VIH, múltiples preguntas y supuestos surgen en relación al porqué de la epidemia, pero igual a lo que ocurrió en ese entonces, para ubicar adecuadamente un problema médico de tal magnitud, no basta con limitarnos a los elementos biológicos encuadrados por el virus y su clara agresividad, sino que se requiere analizar lo sucedido dentro del ámbito global donde el problema surge. 

LOS VIRUS RESPONSABLES

 

El virus ébola es un virus extraordinariamente agresivo (alta virulencia) junto al cual el propio VIH parece palidecer, debido a que el ébola es capaz de ocasionar la muerte en plazos sumamente cortos, de menos de 20 días, ocasionando un daño inmediato, profundamente grave, con alteraciones clínicas severas caracterizadas por daño al endotelio vascular y a las plaquetas, lo cual favorece he- morragias profusas en diversos órganos además de daño inmunológico, cuadro que puede, sin embargo, mejorar con atención médica, pero únicamente cuando se dispone de óptimos recursos asistenciales, los cuales se encuentran reservados prácticamente a los países de primer mundo, en los cuales diversos tratamientos parecen existir, como sucede en EUA con terapéutica a base de anticuerpos prefabricados obtenidos de animales de laboratorio o de cultivos celulares y los cuales representan defensas que actúan de manera inmediata, lo qué junto con algunos medicamentos aparentemente novedosos y hasta hoy no difundidos, así como aplicando terapia intensiva a base de antibióticos, transfusión de plaquetas e hidratación, logran salvar casos tempranos.

 

VIRUS DE RNA DE FORMA FILAMENTOSA ALARGADA 

 

 

DIFERENCIAS Y SEMEJANZAS ENTRE VIRUS VIH Y ÉBOLA

 

Ambos microorganismos pertenecen al grupo de los virus, lo que significa que requieren de una célula de manera obligada y por lo tanto, sin ella, no pueden sobrevivir; teniendo ambos, como material genético, el ácido ribonucleico (RNA) pero en el caso del VIH al pertenecer el mismo al grupo retrovirus posee la enzima reversa transcriptasa, la cual permite la transformación del RNA en DNA, mecanismo genético que en el Ébola no existe, al pertenecer a otra familia de virus: los Filovirus; por lo tanto, a pesar de tener el mismo ácido nucléico, los antivirales empleados en el VIH no podrían tener efecto en el Ébola porque el virus no actúa de la misma manera; la complejidad del VIH radica precisamente en ello, porque al ser capaz de cambiar su RNA por DNA a través de las enzimas necesarias, el VIH puede incorporarse al núcleo de las células vivas y junto con ellas multiplicarse de manera "natural".

En el Ébola, el problema no parece de ningún modo estar en la complejidad viral, sino en la gravedad clínica que produce de manera rápida.

 

Al respecto surge otra diferencia fundamental entre el VIH y el Ébola: el primero produce anticuerpos humorales o sea IgG circulante y desde luego efectiva, pero la intensa multiplicación del virus VIH (hasta 600 millones de virus por día o más, ver referencia 1) favorece que el virus que ingresó al organismo mute rápidamente y esos anticuerpos protectores no puedan llevar a cabo su función ante una nueva andanada de virus frente a los cuales el organismo nuevamente requiere formar una defensa específica y de esa manera, durante todo el tiempo que el virus permanezca dentro del organismo, el mismo tendrá que verse forzado a estar continuamente activando su inmunidad humoral, sin que la misma produzca los beneficios esperados ante la continua mutación del virus lo cual, al correr de los años, llevará al organismo a una debacle en el ámbito inmunológico, por agotamiento de la propia inmunidad ante el persistente, sistemático e intenso ataque viral y por lo tanto la única opción viable y exitosa es, detener la multiplicación viral, mediante los antirretrovirales, para lo cual se requiere un alto apego, es decir, que mediante una terapéutica sostenida y permanente se evite que el virus pueda continuar replicándose a la velocidad acostumbrada.

 

En el Ébola la agresividad del virus es tal, que antes de que el organismo pueda fabricar su propia defensa mediante anticuerpos IgG el individuo sucumbe, debido a que el periodo de incubación del virus es mucho más corto (de 1 a 3 semanas) que el tiempo necesario para que el organismo fabrique anticuerpos en cantidad suficiente (de 2 a 12 semanas), máxime si la cantidad de virus ébola que ingresa al organismo es elevada, dado que entonces el cuadro clínico puede desarrollarse más rápidamente (en menos de 8 días) o bien cuando el paciente afectado se encuentra en malas condiciones de nutrición o de defensa general y cualquier inóculo ( cantidad inicial de virus que ingresa al organismo ) pudiera representar un peligro demasiado grave para favorecer que el individuo atacado sobreviva.

 

Por lo reportado hasta ahora, resulta evidente que los anticuerpos producidos por el virus ébola en personas que han logrado sobrevivir al ataque -ya sea porque la cantidad de virus que ingresó a su organismo sea mínima o bien porque unido a ello el afectado haya gozado de condiciones generales que favorecieron una mejor respuesta inmune- han logrado contrarrestar la infección de una u otra forma; ello indica que el virus provoca una inmunidad humoral efectiva y protectora, SIEMPRE Y CUANDO EL INDIVIDUO SOBREVIVA A LA PRIMOINFECCION y por lo tanto nos plantea de entrada, que la complejidad del virus en sí, de ninguna manera es semejante a la del VIH ya que aún cuando el ataque inicial pueda resultar demoledor, en realidad el virus puede ser vencido con inmunidad humoral, sea prefabricada o realizada por el sujeto agredido y ello implica que en el ébola se puede fabricar una vacuna eficiente y efectiva que logre proteger a quienes viven en las regiones con alto riesgo. Y que además, es posible fabricar u obtener suero hiperinmune sea a nivel de laboratorio o bien de plasma procedentes de personas expuestas y sobrevivientes.

 

En VIH la panorámica resulta diferente y, a pesar de que se han hecho múltiples esfuerzos al respecto, la vacuna protectora no ha surgido ni parece podrá surgir con la efectividad necesaria, debido a la elevada mutación que el virus genera,  pero si, probablemente una vacuna que no evite la enfermedad pero pueda disminuir o alterar la evolución de la misma, y todo ello debido a la complejidad que el VIH tiene y la respuesta inmune que genera. 

LA TRANSMISIÓN

 

La transmisión del virus Ébola se da a través del contacto con secreciones diversas como son el esputo, la sangre, pero también la orina, la materia fecal, el sudor, la leche materna y el líquido seminal; en este último se reporta que el virus puede sobrevivir hasta 100 días por lo tanto los convalecientes no pueden sostener relaciones sexuales durante este tiempo, lo cual a diferencia del VIH nos plantea para este último un menor grado de contagio, debido a qué, a pesar de haberse identificado en diversas secreciones y líquidos, ello no basta, dado que se requiere la entrada a través de los endotelios o vasos capilares a partir de micro laceraciones producidas durante la relación sexual o bien por el ingreso de un objeto punzocortante contaminado en los tejidos o la circulación (agujas contaminadas). 

Por lo tanto el ébola en tal sentido presenta un alto grado de contagio-

sidad o transmisión porque diversas secreciones, aún las depositadas en el suelo o en las superficies (a pesar de que pudieran observarse secas) o bien los propios cadáveres, pueden contener aún células vivas a pesar de la descomposición existente y por lo tanto contener virus ébola por horas o días, de tal manera que el simple contacto con las mismas ofrece riesgo, lo cual multiplica automáticamente la posibilidad de contagio y no sólo para personas DIRECTAMENTE expuestas como sucede en el caso del VIH, en el cual solo quienes sostienen relaciones sexuales y en particular relaciones especialmente anales o vaginales traumáticas o con mucosa previamente infectada o lesionada obtienen riesgo y ello incluiría básicamente a un tipo de personas, es decir aquellas que entran en contacto sexual sea repetidamente o de manera ocasional pero en forma riesgosa o bien mediante la inoculación intravenosa de drogas o el uso en sí de jeringas o equipo punzocortante contaminado. 

Para detener la transmisión del VIH vía   

sexual que es la forma predominante en el mundo basta el uso permanente y adecuado del condón anal, vaginal y oral. 

En contraste, en el Ébola TODAS las personas que residen en la zona afectada pueden entrar al riesgo sean adultos o niños, hombres o mujeres; cualquier persona que tenga oportunidad por condiciones ambientales propicias, de entrar en contacto con secreciones o líquidos orgánicos RECIENTES y no esté protegida ante los mismos (mediante el uso de guantes, botas, protección de cara y, lo más importante, un manejo adecuado de objetos, manos, alimentos, piel y mucosas) puede adquirir la infección sea en forma directa o indirecta (a través de contacto con objetos contaminados existentes en la zona de riesgo y aún en la que aparentemente no lo es ). Lo anterior explica el alto peligro que el personal de salud corre al atender casos de ébola si el mismo no está CORRECTAMENTE CAPACITADO y protegido.

EL RIESGO DE CONTAGIO

 

De acuerdo a lo señalado, en VIH el riesgo de infección existe para todo aquel que se expone a una persona infectada mediante el sexo no protegido y además por la vía más riesgosa: la anal; le sigue la introducción de drogas por vía percutánea y después la exposición vaginal a partir de mucosa lesionada o infectada, lo anterior siempre y cuando el control de sangre mediante transfusión se siga ejerciendo a nivel mundial de manera persistente y puntual, porque de no ser así, la transfusión, como sucedió en los inicios de la epidemia, puede representar el mayor de los riesgos de exposición en VIH. 

 

En el Ébola el riesgo únicamente existe en lugares donde el virus naturalmente persiste o tiene reser- vorios, que es básicamente en lugares arbolados, selváticos, con mínima infraestructura que favorece la existencia de ambientes ecológicamente adecuados para la presencia de monos, murciélagos y antílopes.

 

Estas condiciones en nuestro mundo actual existen ampliamente en territorio africano y seguramente en otros asiáticos e hindúes, en donde también existen otra serie de recursos paralelos a esa circunstancia ambiental como son: metales preciosos, grandes recursos naturales, y una gran disponibilidad de personas con escasas expectativas porque su mundo inmediato se basa en la sobrevivencia.

 

Estos lugares que deberían ser verdaderos paraísos terrenales, por el contrario, han sido desde hace siglos espacios dedicados a la explotación industrial y comercial por parte de los países incorrectamente denominados "desarrollados" -porque su grado de respeto a los seres humanos y al entorno, parece ser nulo-, favoreciendo en todo momento su sometimiento, dominación y cuasi aniquilación.

 

Por lo tanto, a pesar de los cientos de años transcurridos, el ambiente ecológico en estos sitios y los

riesgos relacionados con ellos han tenido pocos cambios y lo más grave es que estas naciones se han visto en repetidas ocasiones invadidas por fuerzas militares extranjeras, por diversos motivos, y sin un plan de desarrollo real, sino esencialmente con fines comerciales o de utilización económica de las reservas naturales lo cual necesariamente rompe toda una ecología sin lograr superar los riesgos que de ella emanan.

El riesgo primario del Ébola parece estar restringido exclusivamente a lugares en donde la ecología favorece la presencia de reservorios, tratándose precisamente por ello de lugares donde la explotación inicua de las personas y la naturaleza conlleva conductas habitualmente tanto ilegales como impunes, favoreciendo todo ello un clima permanente de miseria y de falta de infraestructura. Y esto sería válido prácticamente para todo el territorio africano, es decir, para más de 700 millones de personas, las cuales tendrán mayor riesgo mientras menos infraestructura tengan sus lugares de residencia y donde más carencias de educación, vivienda, alimentación y asistencia medica existan, porque es precisamente bajo esas condiciones que la transmisión del ébola se intensifica y se extiende rápidamente. 

 

Sin embargo, algo unía a esos dos pueblos: los militares. Miles de mercenarios que llegaron al Congo Belga y países circundantes procedentes no sólo de EUA , pero sí en mayor grado del mismo, además de la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas y países aliados a ambos, cuando las potencias militares del siglo XX ubicaron al Continente Africano como el lugar estratégicamente más importante para la Guerra Fría y fueron precisamente los países que experimentaron o estuvieron cercanos a esta invasión de extranjeros los que más sufrieron el embate del VIH, porque a pesar de que ecológicamente el VIH puede ser ubicado desde miles de años antes en territorio africano, su dispersión persona a persona no se había dado o favorecido sino hasta que la invasión de extranjeros con sus costumbres y su ocupación de tierras y cuerpos humanos así como de voluntades, permitió la extensión de un virus geográfica y ecológicamente circunscrito, que a partir de los años 60 - 70 inició su extensión intensa a partir de territorio africano a  los Estados Unidos de Norteamérica, pero también a otros países europeos, soviéticos y caribeños , relacionados todos ellos con la ocupación africana (3) y la dispersión mundial subsecuente.

 

Por lo tanto estas epidemias, ambas, de gran impacto social e individual, no tienen sólo un componente biológico especial, sino sobre todo unos antecedentes sociales, económicos, políticos y culturales claros y favorables para agredir a poblaciones no sólo expuestas sino especialmente en riesgo de ser infectadas como sucede hoy con Liberia y la epidemia de Ébola

El riesgo real para lugares que no tienen condiciones miserables semejantes a las de África parecería ser bajo ante un caso de ébola, aún cuando podría darse algún caso esporádico, favorecido por un tránsito "subterráneo" ligado muchas veces a la trata de personas o caminos ilegales, pero la extensión del brote a partir de un caso importado sería dificil de darse a menos que existieran condiciones de vida semejantes a las de los países del tercer mundo,  sin embargo el brote Africano parecería que lo que genera a nivel mundial es más que un sentido de solidaridad con los afectados, el temor de que la infección llegue a otros lugares del mundo y ponga en peligro a los habitantes.

 

Ello ocurrió también en relación al VIH en los años 70-80s, cuando la epidemia identificada en territorio de EUA afectó a miles de residentes en Nueva York, Nueva Jersey, Los Ángeles y San Francisco; en ese momento no se percibía la posibilidad de una difusión tan  importante como más tarde se dio, debido a que el mundo de los 80s prefería ocultar la problemática sexual que afectaba a  muchas más personas de las que se pensaba porque se consideraba que la "homosexualidad y drogadicción IV" eran problema de pequeños grupúsculos "descarriados" dado que paralelamente la magnitud de la transmisión por transfusión sanguínea no se reconoció en su real magnitud y  tampoco se reparó en que en esos momentos un Continente estaba ya enfrentando una epidemia extraordinariamente intensa de VIH/SIDA y era ÁFRICA, con prevalencias de hasta el 60% en países como Uganda, Burundi, y otros. Escasa explicación y comentarios despertó el porqué se estaba dando esto en dos partes del mundo aparentemente tan alejadas: EUA y Africa.

 

NIVELES DE CALIDAD DE VIDA EN EL MUNDO

DE ACUERDO A LA OMS 

LIBERIA Y SUS ANTECEDENTES HISTORICOS.

 

La falta de infraestuctura, la miseria y la explotación no brotan naturalmente, tienen explicaciones y

antecedentes. Su génesis existe aunque parecería que la mayor parte de las veces la olvidamos y con-

sideramos que la miseria es casi natural o propia de algunas personas, pero no es así. Toda explotación tiene un común denominador: el poder y el capital. 

Si analizamos uno de los países mas afectados actualmente por el Ebola: Liberia, podríamos señalar que el mismo tiene alrededor de 3.5 millones de habitantes y que su capital Monrovia tiene cerca de un millón, que las condiciones de vida de sus habitantes son absolutamente precarias y que la miseria de la mayor parte de los residentes (más del 90%) es lo que predomina, unido a un acceso mínimo a la escuela, con un nivel en la calidad de vida considerado por la ONU y la OMS como de los más bajos, con una expectativa de vida no mas allá de los 43 años comparada con los 72 que tiene México y 80 los EUA (4). 

Liberia no es sólo un lugar más de África, su historia nos plantea todas las adversidades y atrocidades que los seres humanos somos capaces de cometer sea como gobierno o como personas.

 

Liberia surge en 1832 como un estado en donde el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica - casi 30 años ANTES de la guerra de secesión de los estados sureños norteamericanos, que fue el resultado de la lucha interracial y el reclamo de derechos para la población negra -, visualizó como una de las opciones para extraditar a la población negra previamente esclava; es decir, un lugar a más de 8,000 km. de EUA para que allí los expatriados fundaran un estado "libre y soberano" que, desde luego, se pretendía fuera un lugar de "negros norteamericanos" que a partir de ese momento serían instalados en donde residían "negros africanos". De esa manera la ciudad capital que los recibe adquiere el nombre de Monrovia en honor del Presidente Norteamericano James Monroe y el país se denomina Liberia por "libertad", entendida desde luego bajo el concepto norteamericano.

 

Por lo tanto EUA en ese temprana fecha (1832) ya considera viable y legítimo adueñarse de un territorio africano y ubicar allí a sus ciudadanos para que los mismos dominen a los nativos y con el correr de los años produzcan el "modelo norteamericano" de vida. De tal manera que esos nuevos residentes que procedían de un país en donde hasta entonces habían padecido la esclavitud con todas sus limitaciones y consecuencias, al llegar a una nueva ubicación en donde el país que los expulsaba les prometía que encontrarían su propio sueño norteamericano pero "en tierra africana", hicieron lo que sus exdueños conocían muy bien: dominar a quienes ya estaban ahí instalados y repetir su historia de esclavitud y explotación pero ahora con ellos como nuevos dueños y los nativos como esclavos. 

Después de casi 150 años los nativos logran imponer a uno de ellos en el poder, en 1985, pero de nada servirá; educados en el ambiente de la corrupción, de la oportunidad y de la explotación, con mínima infraestructura educativa y urbanística, han aprendido el abuso y la explotación y es lo que imponen al resto de los nativos y afroamericanos mediante intensas luchas civiles. En 1997 Charles Ghankay Taylor asume el poder como nativo de Liberia y genera una intensa y devastadora guerra civil durante la cual se señala que murieron mas de 100,000 personas,, dejando miles de huérfanos y miles de personas inutilizadas para la vida diaria y el trabajo, debido a que el mandatario ordenó que se les cortaran las manos y a otros los pies. Por estos crímenes Taylor ha sido condenado recientemente a 50 años de prisión por el Tribunal Internacional de La Haya, como el primer Jefe de Estado condenado desde los juicios de Nuremberg por las atrocidades cometidas durante su mandato (5).

 

Estos son los antecedentes de un país en el cual hoy miles de personas mueren por el Ébola y ante las cuales el mundo se comporta de manera casi indiferente; desde luego EUA recoge a sus compatriotas y los mejora, España hace lo mismo, y al parecer surgen para ellos opciones curativas, sin embargo, para los miles de africanos afectados y que están muriendo día con día no parece haber opciones de mejoría. Hasta ahora da la impresión de que se trata de apagar un brote de magnitud extrema, con extinguidores de casa, porque se considera que el pronóstico de posible exposición y daño en 20 mil o más personas es algo esperado y ante lo cual "poco" se puede realizar.

 

La realidad es que el problema del ébola podría desde luego atacarse y de manera exitosa pero para ello se requiere ante todo de dinero y organización, dos cosas que los gobernantes de África difícilmente pueden tener, lo primero porque lo ocultan y lo han explotado a sus propios connacionales vendiendo  

territorios y riquezas a transnacionales y lo segundo porque al parecer les es díficil lograr; el tiempo no parece haber sido suficiente para educarse en su propio país y no en países extranjeros y tampoco para  desear gobernar en beneficio de los nativos haciendolo como africanos cultos e informados y no como africanos mas dispuestos a acatar  o cuidar tanto la orden como los intereses de norteamericanos, ingleses o de otros europeos o asiáticos. 

 

El VIH, por su parte, también surge en África por primera vez, y también relacionado con un ambiente selvático, en donde la ecología lo favorece, pero es la explotación de los cuerpos humanos la que lo saca de su ámbito hasta cierto punto limitado y aún cuando en el panorama científico poco se habla acerca de la expansión del VIH a partir de los pueblos africanos gravemente afectados desde fines de los 70s, existe información suficiente para considerar que la guerra fría entre EUA y la entonces Unión Soviética favoreció la entrada de miles de militares procedentes de ambos bandos, pero fundamentalmente norteamericanos de tipo mercenarios -porque existen documentos que así lo afirman (3)- que no solo invadieron tierras para sus maniobras bélicas sino posiblemente cuerpos y voluntades de naturales necesitados de comida y de todo tipo de satisfactores externos, facilitando ello que un virus hasta entonces con un limitado campo de extensión, pudiera difundirse a una elevada población que favoreció con diversas prácticas su extensión e infección a nivel local y posteriormente cuando la repatriación masiva de soldados se da por acciones relacionadas con el presidente norteamericano Jimmy Carter ( el presidente denominado: Pacifista 1977 - 1981 ), la entrada de un elevado número de infectados favorece su dispersión y posteriormente brote en lugares estratégicos relacionados de una u otra manera con movilizaciones militares y ex combatientes: New Jersey, New York, California , dejando en África una infección que afectó básicamente a todos los lugares que rodeaban la infiltración de tropas norteamericanas, rusas y cubanas, como lo fueron Burundi, el Congo Belga, Uganda, etc. con cifras de prevalencia que llegaron de acuerdo a la OMS hasta una prevalencia de 60% de infectados en algunos lugares,  en un Continente en donde el VIH existía desde cientos de años antes en primates pero en donde la ecología no había sido rota como lo fue durante la llamada Guerra Fría . 

PRONOSTICO

 

El ébola continuará porque un continente como el Africano con ecología semejante no saldrá desafortunadamente de su miseria y de su explotación mundial a plazo corto ni mediano y porque sus territorios en lugar de favorecer la explotación razonada y el comercio planeado y programado para beneficio de los naturales, están siendo utilizados lamentablemente y cada día más para el mercadeo mundial de la droga, de la trata de personas y la explotación de las riquezas naturales, lo cual favorece infiltraciones ecológicas altamente riesgosas.

 

Continuarán los brotes periódicos y las muertes de decenas, centenas o miles de residentes, dependiendo de la miseria ambiental que impere en el territorio afectado y de las carencias asistenciales que ello condicione, sin que al parecer al resto del mundo le importen los sufrimientos, la angustia, dolor y desesperanza que sus hombres, mujeres y niños sufran y sin que esas terribles fotografías de abandono y deshumanización, cuasi criminales, dejen de impactarnos y sobrecogernos.

 

El VIH continuará en el mundo porque es una epidemia que en estos momento difícilmente puede ser detenida, no porque no sea factible hacerlo, lo cual parece completamente posible de lograrse, máxime considerando  lo hasta hoy logrado a nivel científico, y que ha permitido a quienes están infectados controlar la enfermedad y continuar con una vida productiva, satisfactoria y prometedora. Es más, paradójicamente el SIDA ha logrado salvar a miles de personas de las garras del alcoholismo y la drogadicción o la adicción al sexo; el SIDA ha devuelto a miles de personas en el mundo, la felicidad que antes no tenían, les ha permitido revisar su vida, rehacerla en muchos casos, superar heridas profundas de la infancia y la adolescencia y emprender caminos realmente de superación y felicidad.

 

El SIDA ha permitido a decenas de miles encontrar una nueva vida a pesar de tener VIH y  vivir hoy de una manera diferente y con expectativas que antes, sin VIH no tenían y que seguramente en la forma en que  consumían y desperdiciaban la existencia poca felicidad y satisfacción les hubiera dado. Dado que, desafortunadamente, muchas personas tuvieron que afrontar la llegada del SIDA, PARA ENTENDER QUE DEBÍAN HACER UN ALTO EN EL CAMINO Y CAMBIAR SUS HÁBITOS.

 

Sin embargo el VIH continuará en el mundo no porque falten medicamentos - aunque existe carestía para muchos países, entre ellos : África- y tampoco porque falte una cura en términos prácticos, porque con los recursos existentes la mejoría para muchos está garantizada, sino porque simple y sencillamente el ser humano favorece caminos de maltrato y desamor así como de explotación y de comercio del cuerpo humano.

 

No aprendemos nunca ni aún sufriendo mucho, repetimos moldes que nos repugnan, y somos poco propensos, parecería ser, a reinventar nuevas formas de relación humana pero expertos en la  devastación emocional y aniquilación personal y masiva . 

CONCLUSIONES

 

▪      Dos epidemias relacionadas por una ECOLOGIA de origen común: ÁFRICA

 

▪   Dos epidemias relacionadas en diferente forma con los bajos niveles de vida y la explotación   de naturales residentes en África, por países del tipo denominado "desarrollados".

 

▪     Dos epidemias ocasionadas por virus conteniendo RNA pero CON COMPLEJIDAD DIFERENTE CADA UNO por su estructura, ciclo vital y genética, lo cual favorece en el ébola un curso clínico estremecedor y en el VIH una persistencia difícil de eliminar.

 

▪     Un virus ébola altamente virulento pero que puede ser dominado mediante vacunas y medicamentos de tipo suero hiperinmune, pero para ello se requiere un fuerte desembolso económico que los gobernantes africanos enriquecidos, difícilmente pensarán en sacrificar en pro de sus pueblos, y los extranjeros codiciosos no están en posición o deseos de cooperar a pesar de todas las riquezas previamente extraídas de ese Continente

 

▪        Ambas epidemias, consecuencia de la explotación de territorios y de cuerpos humanos, en donde los mas afectados resultan ser los que deberían, como propietarios de una tierra rica en minerales y en riquezas naturales, ser los legítimamente favorecidos pero que, por ambiciones, codicia e  ignorancia local y mundial no lo son.

 

Y al parecer un mundo expectante, inhumano y ajeno al dolor y la desesperación de miles de afectados al cual le preocupa únicamente que la epidemia no llegue a su lugar de residencia. 

Replicación del virus inhibida a nIvel de la proteasa.

Poco después, los avances logrados en la terapéutica contra el VIH permitieron el bloqueo de una enzima más, ahora a nivel del núcleo de la célula, la Integrasa viral, impidiéndose con ello que el ARN del virus VIH convertido en ADN viral pudiera incorporarse al DNA de la célula del huésped y de esa manera perpetuar su multiplicación.

 

En la actualidad existen tres inhibidores de la integrasa disponibles comercialmente: el isentress (2007, nombre comercial Raltegravir), el elvitegravir (2012, nombre comercial Quad, comprimido que además contiene tenofovir, emtricitabina y un potenciador denominado co- bicistat) y el dolutegravir (2013, nombre comercial Tivicay). 

De acuerdo a lo señalado en este momento por lo tanto , el Virus VIH ha sido exitosamente contenido en cada uno de sus puntos de ataque y replicación a nivel de las células agredidas. 

LO ANTERIOR HA PERMITIDO LA INCORPORACION Y ACCION DE LOS SIGUIENTES ANTIVIRALES Y EL

ESTUDIO DE MUCHOS MAS QUE ESTAN PENDIENTES DE SU APROBACION. 

REFERENCIAS.

 

1. Horwitz, J.P, Chua J. y Noel M. 1964. Nucleosides. V. The monomesylates of 1-(2'-deoxy- b-

Dlyxofuranosyl)thymidine. J. Org. Chem. 29: 2076-2078

 

2.Mitsuya H, Weinhold KJ, Furman PA, St Clair MH, Lehrman SN, et al. 1985. 3´-Azido-3´-

deoxythymidine (BW A509U): an antiviral agent that inhibits the infectivity and cytopathic effect of human T-lymphotropic virus type III/lymphadenopathy-associated virus in vitro. Proc. Natl. Acad. Sci. USA

82:7096-7100 Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC391317/

 

3. Hargrave, K. D.; Proudfoot, J. R.; Grozinger, K. G.; Cullen, E.; Kapadia, S. R. et al. Novel nonnucleoside inhibitors of HIV-1 reverse transcriptase. 1. Tricyclic pyridobenzo- and dipyridodiazepinones. J. Med. Chem., 1991, 34, 2231-2241.

 

4. Redshaw, S.; Roberts N. A.; Thomas, G. J. 2000 The Road to Fortovase. A History of Saquinavir, the

First Human Immunodeficiency Virus Protease Inhibitor. Handbook of Experimental Pharmacology

140:3-21. 

REFERENCIAS

 

1. Ho, D.D. et al. Rapid turnover of plasma virions and CD4 lymphocytes in HIV-1 infection. 1995 Nature 373:123-126.

2. UNESCO. Education For All Global Monitoring Report 2013/4. Disponible en:

http://www.unesco.org/new/en/education/themes/leading-the-international-agenda/efareport/reports/2013/

3. Mireles-Vieyra, M.P. La plaga del siglo: infección por VIH. Un enfoque diferente. 1989, Ed. Mayéuti- ca, México.

4. Ver los datos recabados por la UNICEF y la OMS en los siguientes enlaces:

http://www.unicef.org/ infobycountry/liberia_statistics.html , http://apps.who.int/gho/data/?theme=main&vid=60930 .

 

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx