El paciente VIH ante la epidemia de Influenza

Dra. Ma. de la Paz Mireles Vieyra

Profesionales frente a la Infección VIH/SIDA

email: profinvih@prodigy.net.mx

 

Ante una situación así, lo primero que preocupa al paciente con VIH es: “¿esta epidemia de Influenza me afectará a mi más que a los demás?”

 

La respuesta es: NO

¿Por qué no?

 

El sistema Inmune en el ser humano tiene dos grandes vertientes: la defensa producida por anticuerpos, es decir por proteínas que circulan en el organismo y que tienen una forma característica, además de una función específica: detener cualquier partícula extraña (a la cual se denomina antígeno) que ingrese al organismo y despierte una respuesta llamada humoral, es decir  relacionada con anticuerpos. La otra parte fundamental de la defensa es la inmunidad celular, que es compleja y con un papel importante en ciertas infecciones como por ejemplo VIH o bien en procesos como el cáncer.

 

El hecho de que el paciente VIH tenga como alteración básica la afectación inmune celular no implica que su sistema inmunológico humoral o de fabricación de anticuerpos este igualmente dañado, dado que la mayoría de las veces el mismo funciona de manera adecuada, aun cuando seguramente también puede tener alteraciones como  consecuencia de la propia infección VIH, sin embargo las mismas no parecen repercutir de manera decisiva en el estado de salud del enfermo, por lo cual el paciente VIH puede tener una defensa exitosa ante cuadros faríngeos, bronquiales y de otro tipo relacionados con la presencia de diversas bacterias o virus, desde luego, si el paciente además de tener VIH se encuentra en etapa SIDA avanzada,  puede tener alteraciones celulares mayores y  ello mismo favorecer cuadros secundarios de neumonía bacteriana.

Sin embargo el paciente ante la Influenza requiere básicamente una respuesta humoral o de anticuerpos, y por ello generalmente puede responder a dicha afectación en forma normal. Por lo tanto, tener VIH no lo expone a mayor riesgo de adquirir la enfermedad o a complicarse por tal causa.

 

 

 

Como todas las personas deberá seguir las medidas preventivas indicadas: uso de cubrebocas (protegiendo nariz y boca) para evitar las secreciones que otras personas puedan expulsar al estar cerca de ellas mediante las gotas de saliva o de flugge; lavado de manos después del contacto con personas u objetos posiblemente contaminados por secreciones, buena nutrición y sobre todo mantener actualizado el esquema de vacunación contra la influenza.

Al respecto cabe señalar que la vacuna contra la influenza puede ser de dos tipos: la vacuna inactivada o muerta, como también se le llama, y en la cual las partículas virales no se reproducen porque no son capaces ya de hacerlo, debido al uso de substancias con las cuales la vacuna se prepara. Ello se realiza así porque lo que se busca es despertar una respuesta antigénica pero sin producir una infección. Este tipo de  vacuna permite la producción de los anticuerpos o, como ya señalamos de la respuesta serológica con IgG, es decir de defensas circulantes.

 

La vacuna inactivada no permite la secreción de un anticuerpo que esta presente a nivel de secreciones del aparato respiratorio y que se denomina Inmunoglobulina “A” la cual al ser secretada actúa prácticamente de inmediato dando protección, por este motivo las personas que han recibido la vacuna inactivada no pueden evitar que el virus de la influenza ocasione agresión al tracto respiratorio superior y como consecuencia, se puedan presentar molestias como rinorrea o escurrimiento nasal, ronquera, secreciones bronquiales, tos y fiebre como respuesta a la producción de interleuquinas, es decir unas substancias que las células lesionadas producen , sin embargo transcurrido un corto tiempo y dado que la vacuna inactivada produce IgG, es decir anticuerpos circulantes, con frecuencia, después de un cuadro inicial sintomático el paciente evoluciona de manera denominada “en lisis”, es decir, bruscamente mejora y ello posiblemente esta dado porque en pocos días u horas el organismo ha echado a andar la respuesta inmune ante la agresión y la misma iniciará la detención vía anticuerpos.

 

Cuando la persona ya tiene esta vacuna en forma previa el mecanismo de reactivación de la misma con la presencia de la infección consume pocas horas para que el proceso señalado se dé y el beneficio de la activación de la inmunidad puede, seguramente, no impedir que la influenza se presente, pero sí que pueda evolucionarse a cuadros más severos. La mutación frecuente en los determinantes antigénicos del virus de la influenza conceden menor efectividad a las vacunas por su variación continua, pero dicha alteración no involucra a todos los sitios  antigénicos ni a todos los aminoácidos de un gene y por lo tanto, la protección en diverso grado que las vacunas previas otorgan, pueden indudablemente ser de efecto benéfico en la evolución del caso a nivel poblacional.

 

Este tipo de vacuna inactivada es la que se ha aplicado hasta hoy en México año con año.

 

La otra vacuna se llama atenuada y esa no esta recomendada en pacientes VIH porque como su nombre lo indica se trata de cepas que han disminuido su virulencia pero que aun la conservan en grado bajo y por lo tanto dan una respuesta semejante a la de una infección real pero atenuada o de baja intensidad.

 

Este tipo de vacuna puede por ello mismo ocasionar un cuadro semejante al de la influenza pero de bajas dimensiones. Por lo tanto frente a esta epidemia, es importante, y sólo quedaría guardar la calma. Seguir las indicaciones preventivas y no tener mayor ansiedad ni angustia, ser cauto,  pero no exagerado y  recordar que tener VIH no quiere decir estar carente de defensas sino, tener alteración en una parte de ella, es decir, a nivel de  la defensa celular.

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx