01 DE DICIEMBRE

DIA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA LA INFECCIÓN VIH/SIDA

Lección aprendida :

El SIDA como etapa avanzada y mortal de la infección VIH ha sido dominada.

Sin embargo a quien resulte infectado (a) sólo el apego adecuado le mantendrá alejado de una recaída.

Cualquier exposición o adicción que favorezca el riesgo de que más virus ingrese al organismo, debe ser evitada.

Lección aprendida :

La infección VIH no es un problema solo médico, sino social. Compete a los gobernantes, los investigadores, el personal de salud y los profesionales en general.

 

Es un problema que compromete a todos los adultos y jóvenes del planeta y solo así podrá enfrentarse y superarse exitosamente.

 

Lección aprendida :

En VIH la prevención individual resulta valiosa y necesaria, pero mientras que no exista una lucha universal que incluya a todos, independientemente de las opciones económicas o culturales de cada región o país, nadie individualmente, estará a salvo de evitar 100% la infección.

Lección aprendida :

El tratamiento antiretroviral es una realidad que ha permitido a millones superar el SIDA; rechazar a estas alturas el mismo, representa no solo un error sino un crimen para quien fomenta esta postura y una desgracia para quien la acepta, porque cuando desee incorporarse al tratamiento puede resultar tarde.

La cura para la infección VIH representa, con los avances médicos alcanzados, una posibilidad real aun cuando no fácil ni rápida, sin embargo cada día, mas personas infectadas y bajo tratamiento tienen la posibilidad de llegar al momento en que la curación este disponible.

Lección aprendida :

La homo bisexualidad no es simplemente una forma erótica elegida, encierra casi siempre explicaciones relacionadas con situaciones infantiles, en donde la relación padre-hijo o madre-hija pueden explicar múltiples situaciones relacionadas con la falta de protección, el desamor y la violencia; las cuales favorecen en el ambiente que rodea a niños y adolescentes conductas sexuales que difícilmente pueden considerarse "elegidas".

Leer artículo

ARTÍCULO DEL MES PROFIN VIH 

Dra Ma de la Paz Mireles Vieyra

profinvih@prodigy.net.mx

¿QUE PUEDO HACER O NO, CUANDO ESTOY INDETECTABLE EN VIH?

Cuando se habla en VIH de carga viral indetectable, nos estamos refiriendo a un estudio realizado a nivel de sangre periférica o sea, sangre circulante, en el cual ya no se detectan partículas virales. El límite máximo a detectar ha cambiado con los años, dependiendo de la mejoría en las técnicas de laboratorio, de tal manera qué, en la actualidad, en la mayor parte de los laboratorios clínicos se utilizan técnicas que permiten la detección de hasta 20 partículas virales, mientras que en otros, el límite inferior de detección es de 40 partículas virales (1).

¿Qué significa esto? Que si la persona tiene 19 partículas virales en cada milímetro de su sangre periférica ( es decir : - de 20) la técnica ya no puede identificar si hay o no virus, porque solo capta al mismo cuando hay mas de 20 partículas en promedio, o sea 21, 22, 23 etc.; pero si hay menos de 20 o sea 19, 18, 17, 16 etc., no podrá detectar la cantidad de virus circulante. Por lo tanto cuando hay menos de 20, el resultado se reporta como "indetectable" porque la técnica ya no localiza partículas virales aun cuando pudiera haberlas, y esa persona puede decirse indetectable, aun cuando en realidad no tenga cero partículas, sino que su cuenta oscila entre 0 y 19 co- pias del genoma viral en un mililitro de sangre.

Es muy importante que la persona tome en cuenta que la carga viral reportada como indetectable se hace en sangre periférica y por lo tanto DE NINGUNA MANERA INDICA LA SITUACION QUE TIENEN LOS ORGANOS INTERNOS; es posible desde luego que refleje en parte su situación, pero no puede concluirse que si se está indetectable en sangre periférica, también se está indetectable en el hígado, los ganglios linfáticos, el encéfalo, etc. Y este es preci- samente parte del problema para lograr la curación en la infección VIH, es decir, la existencia de tejidos reservorios, en otras palabras, la persistencia en diversos órganos del cuerpo de la presencia del virus VIH.

Más aún, de acuerdo a lo anterior, si una persona resulta INDETECTABLE implica que tiene menos de 20 partículas virales pero no necesariamente cero, por lo tanto en el mejor de los casos, suponiendo que tuviera 10 partículas virales por mililitro, aún teniendo un resultado de indetectabilidad en realidad en un litro de su sangre tendría 10 por 1000 ml = 10,000 partículas virales circulando y por 5 litros - que es el volumen aproximado de sangre que posee una persona adulta - en total serían alrededor de 50,000 partículas virales que una persona INDETECTABLE podría tener en su sangre circulante, por lo tanto si en este nivel de sangre circulante podríamos, teóricamente, tener esta cantidad de virus, es posible que en los órganos la cantidad de los mismos sea mucho mayor a pesar de un resultado de indetectabilidad; sin embargo en este caso LO IMPORTANTE es que el organismo puede ya MANEJAR O LIMITAR EL DAÑO QUE ESA CANTIDAD DE VIRUS OCASIONA Y DETENER LA DESTRUCCION CELULAR EN EL GRADO QUE RESULTA LESIVA y por lo tanto podemos asegu- rar que el paciente se encuentra bajo CONTROL, es decir bajo una situación que no da riesgo para la vida ni para el funcionamiento de los órganos.

EJEMPLOS DE CARGA VIRAL

BAJA. Menos de 10,000 copias ml.

INDETECTABLE

-de 20 cop/ml

ALTA. Más de 100,000 copiasml.

Lo anterior resulta fundamental para comprender el por qué una persona debe tener en primer lugar UN EXCELENTE APEGO A SUS ANTIVIRALES , debido a que una alteración en la toma de los mismos puede disminuir la concentración circulante y favorecerá la replicación en lugares en donde el virus persiste, dado que la presencia en ellos de antirretrovirales, aún alcanzando dosis terapéuticas, muestra que tales dosis no bastan para erradicar al virus, pero sí para detener su multiplicación intensa y riesgosa .

 

Cuando alguien interrumpe su tratamiento antiviral, por ejemplo porque sabe que va a tomar alcohol o drogas, y considera que de esa manera no dañará lo que ha logrado, comete un grave error porque la interrupción del tratamiento por cualquier motivo favorece la replicación viral (2).

 

La tercera parte de las personas con VIH se saltan dosis de tratamiento cuando planean beber o consumir drogas. (3) 

Solamente la toma PERSISTENTE, CONTINUA Y A LA HORA ADECUADA puede detener al virus VIH y favorecer no sólo la persistencia en la indetectabilidad sino con ello, el incremento de las células de la defensa a corto y sobre todo a largo plazo; pero además resulta fundamental que quienes ingieren alcohol y/o drogas no se conformen con buscar opciones para COMBINAR SU TRATAMIENTO con las adicciones, o intenten encontrar profesionales que los alienten a tomar combinaciones que les permitan ello. NO. Si usted tiene VIH y está tomando antivirales, debe existir un motivo, aún cuando sea uno solo, para que usted se aferre a la vida y por ello tome su tratamiento, de ser así enton- ces: ¿por qué quiere usted sepultar ese deseo de vida detrás de algo que finalmente sólo estará contribuyendo a acelerar su destrucción, pero no solamente física, sino también emocional y moralmente?

 

El alcohol y las drogas pueden abandonarse, desde luego no resulta fácil para quienes ya tienen adicción a ello pero, por ejemplo en México, muchas personas realmente no han caído aún en el vicio de ellas, por lo menos en nuestras estadísticas de cada 100 pacientes con VIH, 94 han ingerido alcohol en mediana o gran cantidad que es realmente un problema sumamente grave, y 6 han probado drogas pero sólo en una ocasión, abandonando su uso.

 

Ello no implica que la drogadicción no sea un problema mayor en México, pero posiblemente lo sea entre personas con un status económico diferente a la mayoría de enfermos con VIH que contrajeron el mismo por vía sexual.

 

Por el contrario, el alcohol representa el enemigo número 1 en la mayoría de los enfermos, por un lado porque fue el detonante que les permitió expresar sus deseos sexuales reprimidos pero, generalmente, en los lugares y con las personas menos recomendables, y por otro, porque les ha permitido aparentemente sobrellevar sentimientos de culpa profundos, muchas veces generados equivocadamente desde la infancia o en otros casos porque el ambiente familiar y social que les rodea favorece la ingesta alcohólica desde adolescentes y muchas veces también porque las personas consideran que la depresión, a consecuencia de diversas situaciones vividas, se disminuye con su consumo y finalmente porque todo ello sucumbe ante la andanada permitida de anuncios y de manipulaciones comerciales ampliamente favorecidas por el gobierno establecido en pro del sexo y el alcohol y prácticamente cero publicidad relacionada con la prevención, el riesgo , el alerta y las medidas a seguir.

Una carga viral indetectable igualmente brinda a quien la alcanza esperanza, confianza y tranquilidad, favoreciendo conductas positivas que la persona adopta casi siempre buscando persistir en ese estado, porque el mismo le brinda seguridad y tranquilidad, sin embargo existen también personas que al llegar a la indetectabilidad consideran, equivocadamente, que han dominado al virus y que por lo tanto pueden darse un "recreo", regresando a sus costumbres de riesgo, olvidando dosis, tomándolas irregularmente, etc.; para ellos, los reportes médicos mundiales en donde se observa el fracaso del tratamiento, deberían bastar para advertirles que con el VIH no se juega, que el virus puede ser controlable y no da sorpresas desagradables pero sólo si el paciente cumple y el apego es alto. Pero si el enfermo descuida su tratamiento, lo toma a horarios irregulares, lo pospone de manera incorrecta o bien el tratamiento no está indicado adecuadamente por parte del médico, el virus continuará multiplicándose y ello implica destrucción celular y a la larga un cuadro de SIDA.

 

Actualmente se plantea en muchas publicaciones que con un resultado de carga viral indetectable las parejas pueden tener sexo sin condón (3), pero a estas alturas del siglo XXI ¿cuántas parejas pueden sinceramente asegurar que la lealtad esta presente entre ellos, trátese de parejas homo, bi o heterosexuales? ¿Y cuántas de ellas pueden asegurar que no padecen infecciones como la hepatitis B o C, el citomegalovirus, el virus del papiloma humano, u otros padecimientos, que el uso del condón evita? Porque no se trata solamente de evitar la entrada y dispersión del VIH en el mundo, se trata de que con el tiempo las epidemias cambian y si ayer fue la epidemia mundial del VIH, hoy lo que tenemos es la de hepatitis C y mañana será otro padecimiento, por lo tanto las medidas de protección no pueden reducirse a pensar en función de un microbio sino en función de diversos riesgos inherentes a una conducta.

Al respecto y contrario a lo que se dice en muchos foros, la prevención antes de la exposición mediante la toma de un antiviral (truvada) tampoco representa la solución mundial; puede suceder, como se reporta en San Francisco EUA, que allí represente una buena opción, debido a que existen una serie de elementos favorecedores: población informada; con recursos monetarios, con acceso a un sistema de salud que brinda antivirales gratuitos incluidos los de prevención; con personal de salud que atiende e informa a los asistentes, etc.; pero en condiciones normales el fracaso de esta opción parece estarse ya evidenciando, por lo menos en un artículo reciente referente a Atlanta, Georgia, en el que se reporta que en un lugar en donde la infección VIH se concentra en los hombres gay negros - en medio de un ambiente que favorece la prostitución alimentada por la pobreza, la falta de acceso a la salud y los altos niveles de estigma, en donde la cobertura del Medicaid es limitada y por lo tanto el acceso a la atención sanitaria sigue siendo pobre -en un calculo sobre posible adherencia al tratamiento preventivo. sólo el 15.2% de los hombres homosexuales lograrían la adherencia necesaria para protegerse contra el VIH, pero esta cifra descendería a 12% en personas homosexuales negras o en otras palabras solo 1.5 de cada 10 lograrían prevenir la infección con una tableta altamente costosa que el gobierno de ese país pagaría y que no sabemos hasta qué punto estos resultados podrían prolongarse por mas allá de un año. Si esto puede suceder en EUA imaginemos la situación prevaleciente en países como México, Guatemala, Brasil, India, etc. en peores condiciones de servicios asistenciales y con muchas más desventajas en cuanto a condiciones de vida .

Por todo lo anterior alcanzar un resultado indetectable debe representar para quien está infectado por el virus VIH, en especial en países como México, un gran logro personal y asistencial; sin embargo, el verdadero triunfo será PERSISTIR EN ESE VALOR INDETECTABLE durante todos los años hasta que la curación llegue. Y para lograrlo no basta con tomar solo el medicamento sino que se requiere TOMARLO CORRECTAMENTE CADA DIA, EN CADA TOMA Y PERSISTENTEMENTE, NO CEDER ANTE la tentación de aplazarlo por el trabajo, la fiesta, la jarra, el sueño, el que dirán o la diversión.

Porque hasta hoy, esa pequeña tableta o comprimido representa lo único que permite hacerle frente a un enemigo voraz, con poder de multiplicación descomunal y que no se toma ningún descanso a ninguna hora ni día.

Tampoco es cuestión de vivir aterrado u obsesionado por el medicamento, no. Simplemente se trata de tener una disciplina y la convicción absoluta de que para estar sano se requiere no ceder ante situaciones como el alcoholismo, que brindan placer momentáneo, pero a cambio puede demandar muchas horas de inquietud y enfermedad sea por VIH o por otro motivo. Considerar también que el sexo no esta eliminado, que tener relaciones teniendo VIH, es valido y saludable, pero de tal manera que no represente una obsesión, una adicción o un pretexto para reforzar la devaluación personal a través de relaciones tóxicas, sino un motivo para disfrutar la felicidad o el placer en compañía pero conscientes de que el sexo no es lo único que en el mundo existe, ni lo único que puede dar satisfacción y sobre todo realización.

Referencias

1. García F. et al. Diagnóstico de Laboratorio de la Infección por el VIH, del tropismo viral y de las resistencias a los antirretrovirales. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica 2011, 29 (4):297-307. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28-articulo-

diagnostico-laboratorio-infeccion-por-el-90002592

AVISO DE PRIVACIDAD

 

Atendiendo  lo establecido en la Ley de Protección de Datos Personales  la Asociación  PROFIN VIH  A.C. hace del conocimiento de sus lectores que todos los datos publicados en esta página Web en ningún momento afectan la privacidad  de ninguna persona en contacto con la Asociación  PROFIN VIH, dado que únicamente se publican las conclusiones emanadas de las investigaciones, estudios y análisis surgidos a nivel poblacional o colectivo  para beneficio de otras muchas personas . Cualquier cita de algún caso se realiza tomando en cuenta solo los datos sobresalientes, sin personalizar y con el único fin de que, empleando datos reales, se llegue a conclusiones generales. En PROFIN VIH A.C. Los datos de cada persona son estrictamente confidenciales y nadie ajeno a PROFIN VIH  - a reserva que el propio titular lo autorice por escrito y con base  en la normatividad establecida por el IFAI  -  tiene posibilidad de consultar ningún documento relacionado con la salud o cualquier patología de la persona atendida. 

 Se publica este aviso de acuerdo a lo establecido por el IFAI en lo referente a “Aviso de Privacidad” para cualquier empresa, institución o publicación. 2018.

 

Teléfonos 55 55276205 / 55 53993671   email: profinvih@prodigy.net.mx